¿Por qué debes apostar por un coche híbrido de empresa?

La mentalidad de la sociedad ha cambiado. Cada vez son más las personas que se paran a pensar en el futuro del planeta a la hora de actuar tanto en su día a día como a medio/largo plazo, al igual que pasa en las empresas. El Cambio Climático es un hecho indiscutible y la necesidad de preservar el medio que nos rodea es cada vez más urgente. Por eso te damos las razones para tener una flota de empresa sostenible.



Y es por esto que necesitamos cambiar nuestros hábitos de actuación y de consumo y dar un paso al frente en la protección de nuestra naturaleza y nuestro clima. Los expertos llevan más de 50 años demostrando que nos estamos cargando el planeta y que, por si se nos ha olvidado, es el único que tenemos. Por ello, te damos las razones por las que el híbrido es la opción que necesitas. 

Un híbrido es aquel que dispone de dos o más sistemas de almacenamiento de energía (uno de combustión y otro eléctrico) siendo los dos capaces de propulsar el vehículo, bien juntos o de forma independiente.

En la actualidad, el vehículo híbrido es el más eficiente


Sí, a estas alturas tenemos que hablar de las ventajas del coche híbrido porque no solo de coches eléctricos vive el hombre -o la mujer-. El vehículo eléctrico es absolutamente necesario pero, desgraciadamente, aún no dispone de la autonomía necesaria, tampoco de facilidades de lugar y tiempo de carga, el problema del desgaste de la batería, entre otras vicisitudes. El coche híbrido soluciona este problema ya que su autonomía es mucho mayor y la recarga consiste en el tiempo de llenado del depósito. Por eso -pensando en nuestra comodidad pero también en el bienestar del medio ambiente- el pasado más reciente, el presente y el futuro más cercano es del coche híbrido. Y hoy en día la solución más eficiente es la de la gama híbrida de Toyota.

Reducimos las emisiones de CO2


¿En qué ayudamos al Medio Ambiente adquiriendo un coche híbrido? Este tipo de vehículos reducen las emisiones de CO2, logrando así reducir los efectos medioambientales (Cambio Climático y Calentamiento Global). De hecho, la media española de emisiones de CO2 es de 148 g/km, estando la de los coches híbridos entre 60 y 98 gramos dependiendo de la zona en la que circulen. Pero además de reducir la emisión del famoso C02, también lo hacemos del otros elementos todavía más importantes como son el óxido de nitrógeno (NOx) y las partículas, que afectan directamente a la salud de las personas.

Por otro lado, el consumo de combustible fósil de un híbrido es menor al de un coche convencional (gasolina y diésel). De hecho, la energía cinética que crea el motor de combustión alimenta la batería eléctrica a la hora de frenar. ¿Qué tiene de beneficioso? Que ahorramos en combustible al utilizar los dos sistemas de almacenamiento de forma combinada.

Como resultado, la mejor solución para las empresas se encuentra, precisamente, en la tecnología híbrida. El 100% de los vehículos de este tipo poseen el etiquetado ambiental de la DGT en la categoría ECO; esto supone el libre acceso a las ciudades que posean los escenarios más restrictivos por alta contaminación, como por ejemplo el que ha activado Madrid. A ello se le une la tarifa reducida o gratuita de aparcamiento en gran parte de las zonas que tienen el estacionamiento regulado. 


Nos saltamos las restricciones de circulación


¿Se puede pedir más? Sí, el 85% de los componentes de un coche híbrido puede ser reciclado, y más del 95% de los materiales son recuperables. ¿Te suenan las famosas restricciones de tráfico en el centro de ciudades como Madrid o Barcelona? Sin ir más lejos, este año la capital de España ha fijado un protocolo para alta contaminación mucho más restrictivo con los vehículos convencionales de combustión como diesel y gasolina.

Pero gracias a la etiqueta ECO, y al contrario que los diésel o gasolina, los híbridos tienen permitida la circulación al poder funcionar únicamente con el motor eléctrico. Por ello, si tu flota es híbrida podrás moverte libremente por el centro de tu localidad.


Ahorro constante para tu empresa


Desde el minuto uno. Si estás pensando en hacerte con un híbrido o modernizar la flota de tu empresa, lo ideal es contar con un profesional, un gestor personalizado que ayude a no sólo elegir la mejor opción según tu actividad profesional, sino también a valorar el coste de propiedad de los vehículos que ha utilizado hasta ahora (TCO). Estos son los principales motivos por los que marcas como Toyota se centran en ofrecer programas concretos para que los profesionales puedan modernizar su flota: es el caso de Toyota Business Plus.

A ello se le une el ahorro en la tasa de matriculación -impuesto que se paga al adquirir o matricular un coche nuevo o usado por primera vez en nuestro país-, está directamente relacionada con las emisiones de CO2 que el vehículo vierta a la atmósfera. Es decir, si tu vehículo no supera los 120 gr/km, el coche quedará exento del pago de ese impuesto. Si se encuentra entre los 120 y 160 gh/km pagará un 4,75% de su base imponible. ¿Qué quiere decir esto? Que te ahorrarás un 10% de lo que tendrías que pagar si escogieras un coche diésel o de gasolina.

Sin olvidar el mantenimiento: el ahorro estimado aquí es de un 17% a los 90.000km, posible por el ahorro de reparación de piezas (más de 3.000€ en comparación con un diésel) ya que no posee elementos como embrague, motor de arranque, alternador o correa de accesorios, entre otros.

Comodidad, seguridad y prestaciones


Lo que más buscamos a la hora de hacernos con un vehículo –sobre todo en el caso de las empresas-, es la seguridad que éste nos aporta. Hay aspectos que son de suma importancia, como la seguridad 5 Estrellas Euro NCAP y 5 años de garantía para hacerlo más completo, o que el híbrido tenga una batería que no necesite ser recargada en la red eléctrica y que posea cambio automático para que también sea más cómodo. De nuevo, el programa Toyota Business Plus cuenta con todos estos aspectos para ofrecer la solución idónea a cada profesional.

Más de 12 millones de personas no pueden equivocarse 


Un híbrido es ese que dispone de dos o más sistemas de almacenamiento de energía (uno de combustión y otro eléctrico) siendo los dos capaces de propulsar el vehículo, bien juntos o de forma independiente. Según las últimas cifras oficiales, más de 12 millones de personas han adquirido un vehículo híbrido Toyota alrededor del mundo. Así, ¿crees que 12 millones pueden estar equivocadas?